miércoles, 13 de diciembre de 2017

La Loca de la Gandoca.




Hay lugares que se trasforman,  pueden parecer de lo más normales, una esquina por la que pasamos a diario. La noche llega y con ella las puertas se abren, las luces se encienden y comienza el movimiento detrás de la barra. 


Granada ciudad turística por excelencia, los que nos visitan, algunos regresan otros nos quedamos y buscamos los paraísos perdidos que esconde esta ciudad. La Loca de la Gandoca, es uno de ellos.  Tranquilo coqueto, y sin duda su dueño es un valor añadido. 



Giuseppe es un gran anfitrión, un buen cocinero, sus tapas son muy diferentes a las que se sirven en otros bares de la zona. Innova, se atreve creando bocados deliciosos y  sabores  diferentes. Sabe estar. ¿Una buena charla? Perfecto. 


No solo beber y comer, también se puede disfrutar de la decoración y de toda la información sobre planes culturales y alternativos de la ciudad. No es solo un lugar de ocio ya que cuanto más tiempo pasas en el más te das cuenta de que es un trocito de tu hogar.

Imagenes propias bajo la misma licencia que el Blog.




martes, 5 de diciembre de 2017

Diciembre, Fiestas y Enero sostenibles: berza con patatas y 'sacramentos'.




Este año hemos decidido compartir con vosotros platos cotidianos con otros toques (muchos 'de cuchara', propios de días fríos), recetas ingeniosas, fiestas en plan 'se come por los ojos', y un remate para enero, ese de la cuesta tremenda. Empecemos por la cuchara. 'Sacramentos' suele llamarse en muchos sitios a los productos derivados de la matanza, pero podéis cambiarlos por cualquier cosa que tengáis en la nevera: pollo, un trozo de carne para guisar...o incorporar alguna legumbre aparte de más verduras.

Necesitamos (para dos personas) un tercio de berza, un par de patatas, una cebolla, ajo, caldo -mejor casero, pero vale incluso  agua clara-, aceite de oliva, sal, pimienta, una hoja de laurel y los 'sacramentos'. En este caso eran dos choricillos pequeños de pueblo, un trozo de punta de jamón y un trocito de tocino ibérico.

Se lava y pica la berza, pelamos patatas, cebolla y ajos. En poco aceite sofreímos ligeramente los 'sacramentos', la berza, los ajos y las patatas 'cascadas' en trozos iguales. Añadimos el laurel y el caldo.



El tiempo de cocción es el de las patatas. A fuego lento, entre quince y veinte minutos. Coste estimado del plato -para dos- incluyendo el tiempo de uso de gas butano, tres euros. Aspecto final...


Empezamos bien, ¿No os parece?  Y como sobró, con las patatas, verdura y un poco de caldo sale un puré espesito. Se le fríen unos costrones de pan duro, y ya tenemos para empezar calientes una cena.


Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog. 

Buen provecho.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Plumas ("macarrones") con salchichas de pollo.





Solemos llamarlos macarrones, pero en el paquete siempre pone plumas.  La diferencia, en la próxima entrada. Para hacer esta receta, rápida, barata y fácil necesitamos plumas, salchichas de pollo (mejor de las frescas, de carnicería fiable), ajo, cebolla, pimiento verde, sal, pimienta, aceite de oliva, salsa de tomate y queso rallado.


Picamos muy finamente la cebolla, el pimiento y el ajo. Las sofreímos en poco aceite mientras troceamos las salchichas.


Cuando empiecen a reblandecerse añadimos las salchichas troceadas. Hay quien incorpora en este momento un poco de vino para realzar el sabor. Por último, la salsa de tomate.


La pasta se cuece mientras hacemos el sofrito. Sólo queda mezclar ambas cosas, rectificar de sal y pimienta, y añadir queso rallado.




Imágenes propias,bajo la misma licencia que el blog.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Lasaña Hanan y Yasmine







Para hacer esta lasaña necesitamos placas (para quien no tenga tiempo o ganas están las que no necesitan cocción), tomate casero, cebolla, champiñones, espárragos verdes (pueden ser de lata), zanahoria, pimiento verde, bechamel, (nosotros la hemos usado de brick) sal, pimienta, queso rallado y carne picada de ternera.




Empezamos picando parte de la cebolla, el pimiento, y la zanahoria. Lo rehogamos y añadimos la carne. Cuando esté hecha incorporamos el tomate y reservamos. 



Aparte rehogamos más cebolla y los champiñones cortados en láminas. Cuando estén casi hechos incorporamos los espárragos.  




Queda montar la lasaña, una capa de placas, salsa de tomate, verduras, mas placas, tomate, carne. Terminamos con una capa de placas y bechamel. Espolvoreamos queso rallado. Quince minutos al horno, a 160 grados y después al grill hasta que se dore. 




Dedicada a Hanan y su familia, afectuosamente. 


Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog. 

lunes, 16 de octubre de 2017

Octubre, otoño, dátiles y salud.



El dátil llegó a la península ibérica a finales del segundo milenio a.E.C, traído por la colonización fenicia. De hecho, se han encontrado semillas fosilizadas en la Cueva de los Tiestos (Jumilla, Elche). El aprovechamiento de la palmera no se limitaba al consumo de los frutos: las fibras de sus palmas han servido tradicionalmente en cestería por su resistencia y flexibilidad para elaborar objetos diversos tales como escobas, sombreros, capazos, brochas...


En la península, la cultura árabe potenció la plantación de palmerales y diversificó su aprovechamiento. Las hojas muy jóvenes se consumen como verdura. También son comestibles las flores formando parte de ensaladas. Si bien la madera no resiste bien el paso del tiempo sí es ligera, y fue empleada especialmente en la construcción de puentes, canalizaciones de agua y gabarras.

El dátil, que madura desde octubre a diciembre, forma parte de la medicina tradicional de varias culturas, como la china, la egipcia o la árabe. Muy ricos en fibra y azúcares de asimilación rápida, contienen hierro, potasio, calcio, sodio,magnesio y zinc. También aportan vitaminas A, K, tiamina, riboflavina, nicina y ácido fólico.

Tradicionalmente el consumo moderado y contínuo de dátiles se considera apropiado para prevenir el estreñimiento, la osteoporosis, la anemia, y las alergias estacionales. Son también cardiosaludables, reducen la denominada ceguera nocturna y, en general, se consideran un tónico para épocas de elevado desgaste físico o mental.







Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.



jueves, 28 de septiembre de 2017

Piedra de Alumbre







Una de las cosas que no falta en nuestro armario del cuarto de baño desde hace algún tiempo es la piedra de alumbre. En estos tiempos en los que hay tantos productos y tanta oferta muchas veces no se sabe bien qué elegir. 


Yo había oído hablar sobre todo a nuestros mayores sobre ella, que era muy buena para quitar el olor del sudor, que mataba los bichos y cicatrizaba heridas. 


La verdad es que durante un tiempo estuve barajando la idea, hasta que me quedó claro que es más ecológico, práctico y ahorra espacio, ademas de sano para nosotros mismos y compré la bendita piedra. 


Se lava y seca bien la zona en la que se quiera aplicar: la mojé un poco, me froté, dejé que se secara y me vestí. La he usado ya varias veces y es cierto que con su uso el olor corporal desaparece y te sientes más fresca. No deja manchas y puede utilizarse en pieles sensibles, tan solo hay que asegurarse no ser alérgico al aluminio.



También se puede emplear sobre pequeñas heridas que se dan en el afeitado o la depilación. Después de utilizarla es conveniente lavarla, secarla y guardarla en un lugar donde no pueda caerse ni sufrir ningún tipo de golpe. 





Imagen propia, bajo la misma licencia que el Blog. 





martes, 12 de septiembre de 2017

Tortillas mexicanas con gambas y calamar



Las tortillas (en este caso, de maíz) admiten de todo. Siempre se puede discutir si la receta es ortodoxa o no, pero os aseguro que queda muy rico.

Necesitamos unos calamares, mejor pequeños. Se limpian bien y se trocean. Es conveniente que estén bien picados, para que se integren en la salsa. Salsa de tomate, siempre mejor casera, que agradece algunas verduras igualmente muy picaditas: cebolla, pimiento verde, ajo, zanahoria. Y, por supuesto, chile. Picante. Al gusto, eso sí.

Los calamares troceados se pasan por la sartén con un poco de aceite y zumo de limón o lima. Se salpimentan, y se reservan.

Momento de preparar la salsa de tomate. Debe quedar espesa, con cuerpo, para que luego no se salga de la tortilla.
Hecho esto, se incorporan los calamares y las gambas peladas. 

Aparte se hace el guacamole: aguacate, cebolla, tomate, sal, pimienta, un toque picante si gusta. Hay quien lo hace con la batidora. Nosotros lo preferimos en trocitos. Se riega con zumo de limón o lima y unas gotas de aceite.

El resto es servirlo. Sobre la tortilla se pone queso, hojas de lechugas si gusta, y la mezcla preparada. La variedad de acompañamientos y salsas queda a la imaginación de cada cual. Se dobla la tortilla con maña...y buen provecho.



Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.

lunes, 28 de agosto de 2017

Pizza y una abadía belga.



Una pizza de domingo noche inspirada por aquello de que algunos frailes no comen carne, la cerveza era de abadía, y (por otra parte) lo que hay en la nevera manda.

Base de pizza: eso ya sabéis. Hay quien la hace, quien la compra en un horno, o congelada en un super; el grosor de la masa es otro asunto muy personal, de modo que quede al gusto de cada quien elegir su estilo.

Queso. Quesos, en este caso. Una mitad lleva salsa de tomate a la griega, espesa, hecha con queso Feta y tomates deshidratados. En esa parte se hace un hueco con una cucharilla y en los huecos se cascan unos huevos de codorniz. Le da un toque distinto.

En la otra mitad se espolvorea orégano y se colocan unos filetes de anchoa en conserva. Luego se lleva al horno, y a cenar.


La cerveza tostada posee toques de caramelo, especias, cereal y frutos secos. Es fresca en la boca, y va perfectamente con sabores algo intensos -la parte de anchoas de la pizza- o picantes (la otra mitad).





Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.

domingo, 20 de agosto de 2017

Coto y bogavante en agosto, mejor que en diciembre.






A veces la vida te sorprende y te encuentras un ofertón: Bogavante cocido a menos de diez euros y con celebración el fin de semana. No me lo pensé dos veces, con lo que me ahorré me traje una delicatessen japonesa, bolas de pulpo y un Coto blanco de 2016.




Una ensalada, con lechuga, zanahoria, cebolla, aceitunas, pepinillos, uvas blancas, y unos espárragos y por supuesto el bogavante. Parte de las patas y el cuerpo lo dejamos para comerlo solo y disfrutarlo sin aderezos.


En cuanto al vino de Bodegas Coto, situadas en Oion (Rioja Alavesa), nos sorprendió: ya habíamos probado su tinto, decidimos aventurarnos a catar el blanco. Con una mezcla de Viura, Verdejo, y Sauvignon Blanc, su sabor nos resultó familiar, y perfecto para maridar con nuestra cena.

Las uvas proceden de su viñedo de la Carbonera, a 840 metros de altitud, en su cata, fresco en nariz y boca que recuerda a frutas blancas y dando paso a un sabor cítrico. Su temperatura para servir entre 7 y 8 grados. Ideal para acompañar, mariscos, y pescados.


Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog. 









jueves, 3 de agosto de 2017

Solaguen: ecos de la Rioja (Alavesa)

Después de un inicio de verano de idas y venidas, carreras y calores, Guille y yo decidimos que era tiempo de darnos un respiro. Frutos del mar, encurtidos, tomate, lechuga y arroz y la mesa está servida. 







Como acompañamiento vinícola nos decantamos por Solaguen Viura (blanco) La bodega se encuentra en Labastida, (Rioja Alavesa). Es un vino joven, el mas temprano en cosecharse,  de sabor afrutado y con una moderada graduación alcohólica. De acidez media y complejos aromas, a mi entender lo hace más seco que afrutado.

De precio medio, e  ideal para acompañar un aperitivo, o con un buen arroz, pasta, pescado, marisco y ensalada, y con queso, todo eso lo teníamos en la cena en pequeñas cantidades, y fue un éxito.



Imágenes propias, bajo la misma licencia que el Blog. 

domingo, 23 de julio de 2017

Croquetas viajeras/Kroketa bidaiariak



Todos hemos oído contar la típica historia de una persona (generalmente una señora de hace medio siglo) que de repente siente deseo de comer algo muy especial: envía entonces a su chófer o a un taxista a buscar una caja de esos dulces, o una mariscada a Galicia, o lo que se le haya metido en la cabeza.

Alguna vez hemos viajado  a algún lugar y nos hemos traído algo de la gastronomía local con lo que se nos ha hecho la boca agua, otros hemos viajado fuera de casa por diversos motivos. En cada visita la maleta se llena de todo lo bueno del hogar que en ningún sitio podemos encontrar. También los famosos paquetes de correos en los que venia un trozo de ese lugar que añoramos.

Una mezcla de todo eso son nuestras croquetas, normalmente la ración son once, pero tuvimos la suerte que Irune nos viera cara de hambre y pusiera 13.

Para nosotros las mejores croquetas del mundo son las del Umandi


Una besamel cremosa, jamón serrano delicioso y nunca salado,  una cobertura que resiste mil kilometros, calores y hambre canina de dos.

En cuanto al restaurante, destacar que Aitor e Irune te hacen sentir en casa, una carta variada, de calidad y una cocina más que profesional. Para todos aquellos que queráis conocer la cocina del Norte, y lugares que no son los de siempre. 


Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog. 

Ainhoa y Guille. 

domingo, 9 de julio de 2017

Experimentos chinos



Es posible que hayáis probado la receta: sopa agripicante, sobre la que se discute siempre si es originaria de la cocina de Pekín o de la de Sichuan. En este caso, va a dar lo mismo.

La teoría es que existen culturas muy distintas que utilizan comidas o bebidas bien calientes, o muy picantes, o ambas cosas, para refrescarse. Hemos visto esos vasos de té moruno echando humo y consumidos del trago en el desierto. Y nadie se muere por hacerlo. Al revés. Se refresca.

A grandes males, grandes remedios. Me envasé el cuenco de sopa. No tengo cobayas a mano, ni tampoco creo que se dejaran convencer. Podéis imaginarlo. Casi un dibujo animado de esos en los que el personaje se pone rojo, llora (no, los ojos no se salen de sus cuencas), echa humo por las narices, moquea y suda transformado en una fuente.

Y luego, milagro, te refrescas. Mucho. Tanto como para poder dormir en vez de pasar otra noche en una poza de sudor vuelta y vuelta. Conste que no os lo recomiendo (a cada loco, su receta), pero sí sostengo que funciona.

Para científicos, osados y demás, la fórmula:





Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.



jueves, 29 de junio de 2017

Ajoblanco.







Para el calor sin misericordia tenemos dos variedades de lo que se suele llamar gazpacho. El que ahora nos parece más común, con base de tomate, y la versión antigua: el ajoblanco.

El gazpacho rojo, el de tomate, es conocido en todas partes. Sin embargo se trata de una receta casi de anteayer, que no encontramos en ningún recetario antes del siglo XIX. El tomate tuvo mala prensa desde que llegó de América. Popularmente se consideraba una planta venenosa. O sospechosa. En principio era cara, por supuesto. No se fiaban de él.

Sin embargo, el ajoblanco tiene solera. Romana. Era entonces un plato común, tanto en su  variedad modesta y popular, con base de harina de habas secas, como en la versión que hoy solemos consumir y que entonces pocos podían permitirse, o no a diario: la de almendras.

Existen variedades infinitas. Aquí tenéis una:

Necesitamos cien gramos de almendras crudas y peladas, la misma cantidad de miga de pan duro, agua muy fría, aceite de oliva virgen, sal, pimienta, entre uno y dos dientes de ajo, y unas uvas. Variedad, la que prefiráis.

La miga se remoja en agua helada. Se añaden las almendras, los ajos, el aceite, la sal y la pimienta. Batidora hasta conseguir una sopa muy blanca con una ligera textura, nunca aguada. De ahí a la nevera.

Se consume muy frío, decorado con unos granos de uva. También existen variantes a la hora de decorar, de modo que imaginación y probadlo. No os defraudará. 



Wikimedia Commons.

lunes, 19 de junio de 2017

El viento de los locos.









Hego haizea, ero haizea 

(viento del sur, viento de locos)


Desde que tengo uso de razón he escuchado esta frase en casa y en el pueblo, y hoy es uno de esos días. Aquí el viento del Sur o Solano se asocia con la locura y las brujas. Por lo que si cualquier persona se sale de sus casillas, o del tiesto, actuando de manera exagerada o extraña se achaca al viento del sur. 

En mis carnes he sufrido dolores de cabeza y siendo verano, mas aplatanamiento de lo normal. Esta noche curiosamente la ventana, se abría y cerraba a su gusto: sin duda un viento plomizo  y pesado nos habla de  sorgiñas (brujas), que salen  gustosas a volar y hacer de las suyas. Son días en los que todo puede suceder. 

 Tienen fama de devoradores de nieve por sus temperaturas altas y humedad. Muy propicios a que  den  incendios forestales cuando soplan. Asociados a migrañas y a los suicidios y accidentes.

Ciertamente después de mucho tiempo y habiendo salido por las calles de mi pueblo de origen es cierto que mucha gente peculiar sale estos días a que les ventile las azoteas. 

Así que si el viento de los locos sale por vuestra casa un analgésico y cuidadito con encontraros con brujas y locos. 


Imagen propia, bajo la misma licencia que el Blog. 










lunes, 15 de mayo de 2017

Horno María Diezma: pan de toda la vida





De nuevo en el marco del Ecomercado de Granada os presentamos los productos ecológicos del Horno María Diezma




Además de lo clásico, su pan de kamut integral es una novedad. No sólo está buenísimo, sino que resiste días sin endurecerse y -si es necesario- aguanta muy bien tras ser descongelado. También destacar las magdalenas de centeno, el integral de trigo, y la variedad de productos explicados al detalle por Samuel. 




No os lo perdáis. Para aprender, probar, atreverse y descubrir sabores, historias y curiosidades. Como nosotros, esperaréis el primer sábado de mes para charlar y llenar la bolsa del pan. 


Para saber más: 




Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.

Bodegas Lureño: Calidad ecológica.







Hoy os quiero hablar de la familia Martín y sus bodegas enclavadas en Lugros, localidad situada en la comarca de Guadix, provincia de Granada.

Son una gente estupenda y agradable a la cual no dejamos de saludar cada vez que visitamos el Ecomercado. Bodega Lureño.






En esta ocasión nos llevamos una botella de tinto Lureño de 2009, Merlot de su viñedo ecológico "La Solana", un vino de maceración corta y envejecimiento de seis meses en roble francés. La producción es artesanal, desde la recolección hasta el etiquetado. 





De color rojo intenso, aroma a frutos negros y rojos con un toque ahumado, ideal para acompañar carnes y frutos secos y postre como el membrillo.

Nosotros lo acompañamos de un buen chuletón de buey a la parrilla, como podéis ver mas abajo. 



Después de catarlo nos pareció que tenia un sabor intenso en nariz y boca, combinando muy bien con la carne y con quesos curados. Una muy buena experiencia que esperamos repetir.


Imagenes propias bajo la misma licencia que el Blog. 

domingo, 30 de abril de 2017

Arte1: la posibilidad es infinita.



Como casi todos los comienzos, fue casual. Una calle conocida, una mañana de esas que se llaman 'administrativas' (o cómo rellenar impresos, chupar cola y poner a prueba la paciencia), entramos por fin a tomar una birra fresquita. 

El lugar sumaba puntos por segundos. Madera rústica, hasta un columpio de aquellos de tablón y soga. Una estantería donde intercambiar libros y juegos de mesa. Gente agradable tras la barra, tapa vegana. O no, a escoger.


Ayer hubo una reunión. Leer poemas propios. Hasta prosa poética (que no encaja en casi ningún sitio). Bastante gente. Joven. Atrevidos o tímidos, atentos, leyendo en formatos muy lejanos del papel manuscrito. Por completo distinto a la primera experiencia, tan encorsetada. Claro que hay que usar alguna táctica (con la estrategia ya diseñada): 


la broma inevitable, el minichaparrón que dura medio minuto, los treinta segundos de mirada directa, sonrisa de rompehielos y se acaba. En mi caso, claro: evidentemente podía -por edad- ser el padre del 80% de la cuadrilla. Algo obvio que se pasa enseguida. Lo demás, genial. Buenos poetas (chicas y chicos). Algún pánico escénico, esas cosas le suceden a mucha gente, seguro que la próxima ya no es tan grave. Muchas ideas, intercambios, opiniones. 


Y (para mí, claro) una Ainhoa capaz de hacer aplaudir al aforo, por la calidad y porque la vida da más tablas que el Oscar, y la seguridad se gana ganándole al miedo. Desde ese estratégico lugar en el cual eres invisible para cámaras, móviles y aforo, disfruté viéndola sonrojarse (fijo que lo negará, fijo) con la ovación. Luego salí de la nada y me tocó a mi jugar mi juego, con mucho menos mérito porque conozco muchos más trucos, perro viejo. 

Y os recomiendo el bar. Encarecidamente. Será, si nada raro sucede, una cantera de experimentos, novedades y retos.


Imágenes propias, tomadas con el permiso de los propietarios y de los que aceptaron salir, bajo la misma licencia que el blog.



Nota:  https://www.facebook.com/arte1granada/  para ver y saber más del lugar y el evento.

martes, 25 de abril de 2017

La vieja Buchaca: el buen queso.






El  23 de Abril acudimos al  Festival Viva la Vega: entre los puestos encontramos mucho que ver, aprender y sobre todo no dejamos de sorprendernos. Entre ellos, el  de Quesos la Vieja Buchaca.


Muy amablemente nos dieron información y degustamos sus maravillosos productos. La vieja Buchaca es un homenaje a los antiguos pastores que iban con su mochila o buchaca donde guardaban la pitanza durante sus largas jornadas de trabajo.

La empresa nace en 2014 teniendo como objetivo crear un queso de cabra cien por cien ecológico. Las cabras pastan libremente en el parque natural de la  sierra de Huétor Santillán,  en la provincia de Granada.




Entre sus productos vimos quesos untables, a las finas hierbas, o con pimentón, quesos de leche cruda con alholva, entre otras exquisiteces. 





Siendo sinceros caímos en la tentación y nos trajimos para casa el de leche cruda con alholva. 





Es un queso semicurado de sabor intenso que recuerda al lugar de donde proviene la materia prima, con gusto  a alholva, y ligeramente a nuez. 

Os invitamos a que visitéis su página y os dejéis seducir  por sus sabores. 


Imagenes propias bajo la misma licencia que el Blog. 



domingo, 23 de abril de 2017

Pimientos del piquillo con...




Lo realmente importante es que los pimientos sean de calidad. El resto será justo esto: restos convertidos en otra cosa.

En este caso concreto teníamos un trocito de bacalao guisado con tomate y patatas, y una muestra (literal) de judías blancas de las buenas, cocidas. Tras asegurarse de que no quedan espinas, se trituran juntas las tres cosas.

Se pone a calentar muy lentamente la mezcla. Mientras tanto, con (otros) pimientos de piquillo, su jugo, unas gotas de aceite, sal y pimienta se elabora una salsa de pimientos, que es eso mismo bien conjuntado y pasado por la batidora.


Se rellenan los pimientos que habíamos apartado con la farsa de la que hablamos más arriba. Se ha de hacer despacito, intentando no romperlos y que queden con buen aspecto.


Finalmente, se calientan en la salsa. Servidos en cazuelitas de barro quedan bastante estéticos. 


Para resumir, hemos usado un bote de pimientos, varios restos, diez minutos de gas y (si se desea, es optativo) unas rebanadas de pan tostado para no dejar nada sin rebañar. Y no es porque lo diga yo, pero estaba buenísimo. 



Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.

miércoles, 12 de abril de 2017

¿Qué es celebrar?




Todo el mundo lo sabe. Es festejar algo, reunirse para hacerlo, esas cosas. Y es una palabra muy vieja. En su origen proviene de la raíz protoindoeuropea *kel- (movimiento, rapidez). De ahí se convirtió en el latín celeber (concurrido, abundante). Y luego se quedó más o menos en eso: gente que se reúne para comer y beber -a ser posible, abundantemente- con un motivo concreto y feliz.

Un motivo puede ser un cumpleaños. Echemos una ojeada, porque comemos con los ojos. Imaginaos alguien a quien le gusta el pescado. Un presupuesto ajustadísimo. Y la fiesta, que es lo importante. ¿Con los ojos?  Mirad.


Son mejillones al vapor, aromatizados con hierbas. También hay empanadillas de atún, calamares a la romana, un par de eso llamado 'muslitos de cangrejo'. Langostinos cocidos (congelados, claro). Una salsa rosa hecha a mano y unos panecillos de centeno como tentempié. Veamos mejor:


Los canapés de la derecha llevan mantequilla, trucha ahumada y unas briznas de espinaca cruda finamente cortada. Los otros, aguacate, unas láminas de atún en lata (al natural) y un langostino coronado con la misma salsa rosa. Nos falta...



Amatista Moscato Blanco es un vino de aguja o frizante, elaborado con uva de la variedad moscatel de Alejandría, bajo la D.O. Valencia. Supermercados Aldi, 3.50 €. El resto de la cena, mismo supermercado. Si hacéis cuentas, veréis qué flipada.

Eso si: el tiempo dedicado, estirar el mantel, volver a lavar las copas y la vajilla japonesa, la música, los besos, y los “cumpleaños feliz” no tienen precio. Ni falta que hace.



Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.



sábado, 8 de abril de 2017

A.A Montes Orientales: Cualquier ayuda es bienvenida.




El  ecomercado del que os venimos hablando en las ultimas entradas también tiene espacio para la solidaridad y el apoyo para aquellos que no pueden defenderse del abandono y la inconsciencia de algunos humanos.

Fue un placer charlar con la gente de A.A Montes Orientales de Granada, que hace una gran labor contra el maltrato y el abandono animal. 



En su stand encontramos variedad de objetos que vendían a muy buenos precios, para sufragar  los gastos. 

Cuando nos encontramos con este tipo de iniciativas podemos ayudar monetariamente, aunque  necesitan  otras cosas: Mantas para que los animales no pasen frío, pienso, tiempo que es un recurso muy importante y nuestras habilidades, ya que muchas veces una nueva idea puede cambiar su mundo.

¡Os invitamos a que los conozcáis!


Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog.