martes, 29 de julio de 2014

Reciclando : Jabón casero II



Aquí estamos de nuevo con la segunda parte de nuestro primer experimento casero de Jabón:

Así se quedó tras un par de días:




Lo sacamos a las  cuarenta y ocho horas, os recomiendo que esperéis un día más, saldrá mejor.



Ahí esta desmoldado, nosotros lo hicimos con un cuchillo de sierra, que es lo que teníamos a mano, seguro que hay formas mejores de hacerlo. 

Después lo partimos en trozos mas pequeños y lo dejamos que se aireara durante dos semanas.


Aquí esta recién cortado y sacado.


Aquí pasadas dos semanas, mas blanquito y listo para usar.

Nosotros ya lo hemos probado, para lavarnos, para limpiar ropa a mano y la verdad es que no hay punto de comparación. Fue una buena idea.

Buen verano. 


Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog








jueves, 17 de julio de 2014

Reciclando: Jabón casero (I)




Soy una persona a la que le preocupa el medio ambiente y el mundo que nos rodea, y siempre busco la manera de dejar la menor huella ecológica posible.

Una de las cosas que hacemos por casa es recoger el aceite usado y depositario en los lugares adecuados. Después pensé en que no estaría mal usarlo para hacer jabón como hacían y hacen nuestras madres y abuelas.



Necesitamos: Aceite usado, sosa caustica, agua, un buen palo, un envase para hacer la mezcla y como medida de seguridad, una mascara para la boca y la nariz,gafas de seguridad, graduadas quien lo necesite o pantalla de seguridad como las que utilizan en el hormiguero. 

Nosotros le añadimos un poco de aceite de romero que habíamos hecho hace algún tiempo.

El palo y el balde eso es a gusto de quien lo hace.

Las cantidades a usar hemos leído varias proporciones nosotros usamos la misma cantidad de aceite  que de agua: un litro y medio, y 350 gramos  de sosa. Si buscáis en la red o preguntáis a quien lo hace. quizá os den otras cantidades, sobre todo de sosa. Al final es un poco la practica.

Vamos al tajo.




Preparamos la superficie de trabajo y nos equipamos, ponemos la sosa en el recipiente y vamos añadiendo agua muy poco a poco sin dejar de remover.

Hasta que la mezcla se quede transparente.



Después muy poco a poco sin dejar el palo se va añadiendo el aceite usado hasta ponerlo todo en la mezcla. 




Una vez puesto el aceite hay que seguir removiendo durante una hora hasta que la mezcla vaya tomando consistencia.





Dejar reposar entre dos y tres días.

Volveremos con el resultado en una segunda parte.



Imágenes propias misma licencia que el Blog. 










De virgen de julio a virgen de agosto...sardinas.



El refrán es tan tradicional que incluso recuerdo un anuncio de hace años que lo glosaba: 'De virgen a virgen, la sardina está en sazón.' Si vivís en o cerca de la costa es fácil encontrarlas muy frescas, a un precio razonable. Como esas de ahí arriba. Para evitar la humareda en una casa pequeña, ésta receta sirve.

Las sardinas descabezadas, evisceradas y limpias. El limón es optativo. Como la pimienta recién molida. En cuanto a sal, creo que son bastante sabrosas por sí mismas, pero eso ya va en gustos.


Enharinadlas -mejor muy poco- y sacudirlas bien. Mientras, poner aceite de oliva a calentar. Los ajos no sólo lo aromatizan -a quienes les guste el sabor- sino que permiten calcular la temperatura. Debe estar muy caliente, sin que llegue nunca a humear.


Freidlas...


Escurrir bien sobre el clásico papel de cocina...


Y ya está listo: emplatar, comer con una ensalada fresca, y a disfrutar del verano. Buen provecho.



Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.

jueves, 10 de julio de 2014

Seguid a la tortuga (Nuestra modelo Caliocleo)



Caliocleo ha sido la ultima en llegar a nuestras vidas, lenta pero segura, ya tiene un hueco en casa y  en nuestros corazones. Es una tortuga muy coqueta y cuca, si la seguís con calma os llevara a nuevo proyecto. 


Que lo disfrutéis. 




miércoles, 9 de julio de 2014

Bacalao en papillote con verduras.



No se cómo os va a vosotr@s, pero a mí el calor me mata y me deja sin hambre. De modo que procuro elegir cosas muy ligeras, que no me agobien. Ya veis. Verduras de temporada (cebolleta, calabacín, zanahoria, pimiento, ajo, una patata) y un trozo de bacalao. La receta es para dos que coman poco, aviso.





Se cortan en láminas finas las verduras, y se hacen muy despacito en sartén, con una cuchararada sopera de aceite de oliva. Poner sal, pimienta y hierbas es optativo.





Una vez está casi hecha la verdura, se pone como 'cama', y sobre ella una tajada de bacalao con la piel hacia arriba. Se empaqueta bien, para que no salga ni vapor ni el propio jugo, y se mete al horno. Si gusta el pescado poco hecho, 10 minutos. Cada tres minutos más supone 'medio cocido', 'bastante hecho', o 'Socorrooo'.





Ese aspecto tiene al abrir el papillote. En esencia es pescado cocido al vapor con los sabores de la verdura y las hierbas. Si os apetece, no es difícil de hacer. Y a las dos horas suenan las tripas, ligera digestión.



Imágenes propias, con la misa licencia del blog.

sábado, 5 de julio de 2014

Productos de la huerta, queso y carne.... tachaaaannn



Sábado sabadete y una cena que estaba de rechupete, aquí os  la dejamos recién salida y preparada para compartir.




Comenzamos por los ingredientes: un buen filete de ternera por persona, en este caso de babilla, si tenéis otras apetencias podéis ser creativos y darle otros aires, tomates Cherry, calabacín, nata de cocinar y un buen queso, este es Idiazábal, sin olvidarnos de la sal y la pimienta.

Lavamos los tomates Cherry y troceamos el calabacín y ponemos a asar primero las laminas del calabacin y después los tomates. 





Troceamos el queso Idiazábal en laminas finas y lo ponemos en una cazuela, añadiéndole sal y pimienta al gusto. Después lo ponemos al fuego y vamos añadiendo la nata, y vamos moviendo con una cuchara de palo. 





Nunca dejar que la salsa hierva ya que la nata se corta, id jugando con apartarla del calor hasta que consideréis que la salsa esta lista, si veis que no sabe lo suficiente a queso añadidle mas, nosotros le hemos añadido nuez moscada y un poquito de vino, pero eso ya a gusto de cada cual.



Salpimentamos la carne y la ponemos a asar, si no sois escrupulosos en el mismo sitio donde se han hecho las verduras le da buen sabor. 

Ya solo nos queda emplatar,   y listo para comer.



Buen provecho y que ustedes lo pasen bien. 



Imágenes propias, bajo la misma licencia del Blog. 















Ajedrez.



El ajedrez llegó a Europa como aportación de la cultura islámica a través de una doble vía: en primer lugar al-Ándalus, desde donde se extiende hacia el resto de la península ibérica; más tarde, los contactos culturales asociados a las cruzadas terminan de difundir el juego por el continente europeo.

Durante la Edad Media se escriben al menos cuatro obras dedicadas al ajedrez. La más famosa, el ‘Poema de ajedrez’ del rabino sefardí Abraham ibn Ezrah. El ajedrez es considerado un juego de nobles, cuya enseñanza ha de empezar a los seis años.

Durante el reinado de Alfonso X el Sabio las piezas toman el aspecto que hoy conocemos, si bien la forma de jugar antes de finales del siglo XV era más similar a como jugaban los persas en el siglo V que a los movimientos del ajedrez actual.

El ‘Libro del ajedrez, dados y tablas’ fue encargado por el rey sabio entre 1251 y 1283. Consta de 98 páginas y 150 ilustraciones en color, e incluye los problemas de ajedrez más antiguos conocidos en Europa. El único original conservado –que sepamos- se encuentra en la biblioteca del Monasterio del Escorial.


El propio rey se hizo representar en varias de las ilustraciones, si bien otros muchos personajes de la época mostrados como jugadoras, jugadores o niños aprendiendo resultan totalmente desconocidos. 




Sin embargo, en las miniaturas aparecen dos hombres de los que se supone saber sus nombres y cargos, e incluso el motivo por el cual aparecen en el libro. Se trata de dos caballeros templarios, Juan Fernández Gay y Payo Gómez Barreto. En una carta de 8 de marzo de 1283 Alfonso X dona a la Orden el castillo de Fregenal y otras varias posesiones en agradecimiento a su lealtad cuando su hijo Sancho IV se levantó en armas contra él. Menciona por sus nombres completos y cargos a ambos caballeros, al igual que pide en su testamento al primero de los dos que recoja sus armas cuando muera y una donación de mil marcos de plata, así como su guardarropa personal.



Bibliografía


Crónica de D. Alonso el Sabio, libro VI.

http://es.wikipedia.org/wiki/Ajedrez




Imágenes:  Wikimedia commons.