miércoles, 13 de diciembre de 2017

La Loca de la Gandoca.




Hay lugares que se trasforman,  pueden parecer de lo más normales, una esquina por la que pasamos a diario. La noche llega y con ella las puertas se abren, las luces se encienden y comienza el movimiento detrás de la barra. 


Granada ciudad turística por excelencia, los que nos visitan, algunos regresan otros nos quedamos y buscamos los paraísos perdidos que esconde esta ciudad. La Loca de la Gandoca, es uno de ellos.  Tranquilo coqueto, y sin duda su dueño es un valor añadido. 



Giuseppe es un gran anfitrión, un buen cocinero, sus tapas son muy diferentes a las que se sirven en otros bares de la zona. Innova, se atreve creando bocados deliciosos y  sabores  diferentes. Sabe estar. ¿Una buena charla? Perfecto. 


No solo beber y comer, también se puede disfrutar de la decoración y de toda la información sobre planes culturales y alternativos de la ciudad. No es solo un lugar de ocio ya que cuanto más tiempo pasas en el más te das cuenta de que es un trocito de tu hogar.

Imagenes propias bajo la misma licencia que el Blog.




martes, 5 de diciembre de 2017

Diciembre, Fiestas y Enero sostenibles: berza con patatas y 'sacramentos'.




Este año hemos decidido compartir con vosotros platos cotidianos con otros toques (muchos 'de cuchara', propios de días fríos), recetas ingeniosas, fiestas en plan 'se come por los ojos', y un remate para enero, ese de la cuesta tremenda. Empecemos por la cuchara. 'Sacramentos' suele llamarse en muchos sitios a los productos derivados de la matanza, pero podéis cambiarlos por cualquier cosa que tengáis en la nevera: pollo, un trozo de carne para guisar...o incorporar alguna legumbre aparte de más verduras.

Necesitamos (para dos personas) un tercio de berza, un par de patatas, una cebolla, ajo, caldo -mejor casero, pero vale incluso  agua clara-, aceite de oliva, sal, pimienta, una hoja de laurel y los 'sacramentos'. En este caso eran dos choricillos pequeños de pueblo, un trozo de punta de jamón y un trocito de tocino ibérico.

Se lava y pica la berza, pelamos patatas, cebolla y ajos. En poco aceite sofreímos ligeramente los 'sacramentos', la berza, los ajos y las patatas 'cascadas' en trozos iguales. Añadimos el laurel y el caldo.



El tiempo de cocción es el de las patatas. A fuego lento, entre quince y veinte minutos. Coste estimado del plato -para dos- incluyendo el tiempo de uso de gas butano, tres euros. Aspecto final...


Empezamos bien, ¿No os parece?  Y como sobró, con las patatas, verdura y un poco de caldo sale un puré espesito. Se le fríen unos costrones de pan duro, y ya tenemos para empezar calientes una cena.


Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog. 

Buen provecho.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Plumas ("macarrones") con salchichas de pollo.





Solemos llamarlos macarrones, pero en el paquete siempre pone plumas.  La diferencia, en la próxima entrada. Para hacer esta receta, rápida, barata y fácil necesitamos plumas, salchichas de pollo (mejor de las frescas, de carnicería fiable), ajo, cebolla, pimiento verde, sal, pimienta, aceite de oliva, salsa de tomate y queso rallado.


Picamos muy finamente la cebolla, el pimiento y el ajo. Las sofreímos en poco aceite mientras troceamos las salchichas.


Cuando empiecen a reblandecerse añadimos las salchichas troceadas. Hay quien incorpora en este momento un poco de vino para realzar el sabor. Por último, la salsa de tomate.


La pasta se cuece mientras hacemos el sofrito. Sólo queda mezclar ambas cosas, rectificar de sal y pimienta, y añadir queso rallado.




Imágenes propias,bajo la misma licencia que el blog.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Lasaña Hanan y Yasmine







Para hacer esta lasaña necesitamos placas (para quien no tenga tiempo o ganas están las que no necesitan cocción), tomate casero, cebolla, champiñones, espárragos verdes (pueden ser de lata), zanahoria, pimiento verde, bechamel, (nosotros la hemos usado de brick) sal, pimienta, queso rallado y carne picada de ternera.




Empezamos picando parte de la cebolla, el pimiento, y la zanahoria. Lo rehogamos y añadimos la carne. Cuando esté hecha incorporamos el tomate y reservamos. 



Aparte rehogamos más cebolla y los champiñones cortados en láminas. Cuando estén casi hechos incorporamos los espárragos.  




Queda montar la lasaña, una capa de placas, salsa de tomate, verduras, mas placas, tomate, carne. Terminamos con una capa de placas y bechamel. Espolvoreamos queso rallado. Quince minutos al horno, a 160 grados y después al grill hasta que se dore. 




Dedicada a Hanan y su familia, afectuosamente. 


Imágenes propias bajo la misma licencia que el Blog. 

lunes, 16 de octubre de 2017

Octubre, otoño, dátiles y salud.



El dátil llegó a la península ibérica a finales del segundo milenio a.E.C, traído por la colonización fenicia. De hecho, se han encontrado semillas fosilizadas en la Cueva de los Tiestos (Jumilla, Elche). El aprovechamiento de la palmera no se limitaba al consumo de los frutos: las fibras de sus palmas han servido tradicionalmente en cestería por su resistencia y flexibilidad para elaborar objetos diversos tales como escobas, sombreros, capazos, brochas...


En la península, la cultura árabe potenció la plantación de palmerales y diversificó su aprovechamiento. Las hojas muy jóvenes se consumen como verdura. También son comestibles las flores formando parte de ensaladas. Si bien la madera no resiste bien el paso del tiempo sí es ligera, y fue empleada especialmente en la construcción de puentes, canalizaciones de agua y gabarras.

El dátil, que madura desde octubre a diciembre, forma parte de la medicina tradicional de varias culturas, como la china, la egipcia o la árabe. Muy ricos en fibra y azúcares de asimilación rápida, contienen hierro, potasio, calcio, sodio,magnesio y zinc. También aportan vitaminas A, K, tiamina, riboflavina, nicina y ácido fólico.

Tradicionalmente el consumo moderado y contínuo de dátiles se considera apropiado para prevenir el estreñimiento, la osteoporosis, la anemia, y las alergias estacionales. Son también cardiosaludables, reducen la denominada ceguera nocturna y, en general, se consideran un tónico para épocas de elevado desgaste físico o mental.







Imágenes propias, bajo la misma licencia que el blog.



jueves, 28 de septiembre de 2017

Piedra de Alumbre







Una de las cosas que no falta en nuestro armario del cuarto de baño desde hace algún tiempo es la piedra de alumbre. En estos tiempos en los que hay tantos productos y tanta oferta muchas veces no se sabe bien qué elegir. 


Yo había oído hablar sobre todo a nuestros mayores sobre ella, que era muy buena para quitar el olor del sudor, que mataba los bichos y cicatrizaba heridas. 


La verdad es que durante un tiempo estuve barajando la idea, hasta que me quedó claro que es más ecológico, práctico y ahorra espacio, ademas de sano para nosotros mismos y compré la bendita piedra. 


Se lava y seca bien la zona en la que se quiera aplicar: la mojé un poco, me froté, dejé que se secara y me vestí. La he usado ya varias veces y es cierto que con su uso el olor corporal desaparece y te sientes más fresca. No deja manchas y puede utilizarse en pieles sensibles, tan solo hay que asegurarse no ser alérgico al aluminio.



También se puede emplear sobre pequeñas heridas que se dan en el afeitado o la depilación. Después de utilizarla es conveniente lavarla, secarla y guardarla en un lugar donde no pueda caerse ni sufrir ningún tipo de golpe. 





Imagen propia, bajo la misma licencia que el Blog. 





martes, 12 de septiembre de 2017

Tortillas mexicanas con gambas y calamar



Las tortillas (en este caso, de maíz) admiten de todo. Siempre se puede discutir si la receta es ortodoxa o no, pero os aseguro que queda muy rico.

Necesitamos unos calamares, mejor pequeños. Se limpian bien y se trocean. Es conveniente que estén bien picados, para que se integren en la salsa. Salsa de tomate, siempre mejor casera, que agradece algunas verduras igualmente muy picaditas: cebolla, pimiento verde, ajo, zanahoria. Y, por supuesto, chile. Picante. Al gusto, eso sí.

Los calamares troceados se pasan por la sartén con un poco de aceite y zumo de limón o lima. Se salpimentan, y se reservan.

Momento de preparar la salsa de tomate. Debe quedar espesa, con cuerpo, para que luego no se salga de la tortilla.
Hecho esto, se incorporan los calamares y las gambas peladas. 

Aparte se hace el guacamole: aguacate, cebolla, tomate, sal, pimienta, un toque picante si gusta. Hay quien lo hace con la batidora. Nosotros lo preferimos en trocitos. Se riega con zumo de limón o lima y unas gotas de aceite.

El resto es servirlo. Sobre la tortilla se pone queso, hojas de lechugas si gusta, y la mezcla preparada. La variedad de acompañamientos y salsas queda a la imaginación de cada cual. Se dobla la tortilla con maña...y buen provecho.



Imagen propia, bajo la misma licencia que el blog.